CAMBIO DE RESIDENCIA

Esto es lo que me llevo a encontrarme esta maravilla en plena plaza de San Bernardo, cambiar de residencia y por tanto de zona. Ya había leído algo a lo largo de la carrera a cerca de Antonio Miró y su inseparable Fernando Higueras, pero mentiría si dijese que conocía de sobra su obra. 

“Edificio Princesa, viviendas para militares”

Su edificio “Corona de Espinas” era uno de los que si sabia de antemano, y que por cierto no tenia realmente ni idea de que era el Centro de restauración de la Ciudad Universitaria de Madrid (1961), ni que era Patrimonio Artístico Español, nunca te acostaras sin saber algo nuevo, y eso precisamente es lo que voy a tratar cada día a partir de ahora con los espacios que nos brinda nuestra ciudad.

img058.jpg    “Edificio Corona de Espinas”

 

De vuelta del trabajo, atajando hacia Manuela Malasaña, entro Todos los días por la re-poco conocida calle de Santa Cruz de Marcenado. Llegando casi a casa y solo con el blandito y cómodo sofá en mente pasaba como si me persiguiese un conductor camicace entre las dos piezas de estas viviendas construidas en su origen para militares. Y es de esto que hablábamos precisamente en el primer capitulo del blog, y que como veis yo también acostumbro a hacer, no parar a veces ni 1 minuto a mirar a to alrededor!!. Sin embargo empecé a sentirme diferente cada vez que atravesaba esa calle, era entrar en otra zona diferenciada de la multitud de calles atascadas en hora punta, fresca y amplia.

Aire…, respiras y te relajas mientras el espacio se abre nada mas comenzar a entrar en la calle, delante de ti, como si se tratase de una burbuja de oxigeno en forma de pequeña plaza y de pronto te das cuenta que estas rodeada de vegetación colgante de muros de hormigón imponentes.

¿De donde ha salido todo esto? Un día te paras y….miras. Aparcas el coche corriendo, se acaba de quedar libre un sitio!!, cosa rara, y tienes algo mas de tiempo de lo que dura en abrir y cerrar un semáforo para admirar lo que hicieron estos dos, a mi modo de ver, poco reconocidos, o no lo suficiente, arquitectos.

 (imagen del google-maps de la calle trasera)

Paseando a su alrededor las hiedras caen sobre tu cabeza por todos lados y la sensación de espacio abierto aumenta. Las terrazas con jardineras de las que cuelga el verde son de un hormigón visto impecable, espectaculares y sencillas trasmiten una minuciosa sensibilidad hacia el paisaje y una gran fuerza plástica.

Toda la parte baja del edificio cobra protagonismo por su solución estructural elegante y potente aumentando la escala en relación a las demás plantas al utilizar unos esbeltos y fornidos apoyos  de hormigón como si se tratasen de la prolongación de las raices de esas jardineras, que lo anclan firmemente al suelo. La expresividad organicista del hormigón es el protagonista sin duda.

En esta obra las personalidades de sus creadores afloran como su vegetacion, claramente:  Higueras que era un expresionista amigo de César Manrique (para quien también construyo una vivienda-joya en la sierra de Madrid) y del pintor Antonio López, asi como un gran aficionado al mundo del arte y la música.  Un arquitecto más extravagante y disparatado que Antonio Miró, de carácter más racional pero valientemente innovador.

 Miró e Higueras

Ambos fueron eclipsados por afamados arquitectos cohetáneos, que también trabajaron el hormigón estructural, como son Moneo o Calatrava y continúan eclipsados hoy en día.

Antonio Miró falleció el pasado día nueve de febrero, y esto precisamente fue uno de los motivos por los que quise que este fuese mi primer descubrimiento en Delineando-Madrid. Al ir rápidamente a Internet para cotillear sobre el edificio que me había conquistado, me tope de bruces con ciento y un mil paginas sobre el diseñador Antonio Miró.

 Antonio Miró VS Antonio Miró  (y hasta tienen cierto parecido)

No trato de quitarle ni una pizca de importancia a este gran diseñador contemporáneo pues ambos son dos grandes artistas a mi modo de ver, pero si me quede preocupada de la importancia, poca, que se le da a veces a figuras tan brillantes como las que hoy tratamos. Y pese a que también admito que soy una seguidora (amateur) del mundo de la moda, no me dejo de sorprender los pocos escritos que encontré sobre él en comparación al diseñador. Puede ser, y es, que la arquitectura no venda tanto mediaticamente como la moda, pero en situaciones como estas siento decir que me sale el lado reivindicativo sin hacer de menos a nadie pero si colocando donde se merece a los arquitectos que se lo ganaron a pulso. Solo lo dejo caer.

A modo de posdata, y pese a que estos post se van a ir refiriendo a espacios “monodosis”, no me gustaria dejar de poner un par de fotos de alguna de las obras que existen en Madrid de estos dos geniales arquitectos en las que podeis ver como los espacios que se abren y se cubren de una naturaleza sustentada por hormigon blanquecino es común en todos ellos:

  “Edificio oficinas Serrano 69”

   “Vivienda en las Somosaguas”

 “Vivienda en las Rozas”

!por cierto¡, esta última está actualmente en venta, la enseñaron hace poco en uno de esos programas que hay ahora en la TV de casas de lujo… ¿que?¿Por que os deceidis? ¿Esta pequeña casita o quizá unos manolos blahnik?    ;) jj.

Comparte este artículo en tu muro de Facebook