No hay que dejarse engañar por la austeridad de la fachada o la primera impresión al entrar al restaurante. Estamos hablando de un restaurante clásico de la cocina japonesa en Madrid cuyo éxito viene avalado por la calidad de su cocina y sus ingredientes. Situado cerca de la zona financiera de Azca, en la calle Ávila, 14, la prolongación de la calle General Perón, este pequeño restaurante que pasa totalmente desapercibido es uno de los japoneses mas antiguos y mejor valorados de Madrid.

Al mas puro estilo japonés con su barra baja frente a los cocineros, que cocinan los platos delante del comensal, y un comedor con mesas orientales y occidentales. Las orientales son esas mesitas bajas encima de una moqueta en las que tienes que descalzarte y sentarte en el suelo con las piernas como si estuvieses haciendo yoga o estiradas (premio para el que llegue al postre sin conseguir que se le duerman las piernas). Las occidentales son las de toda la vida, con su correspondiente silla. No seáis melones y probar la experiencia en la “duermepiernas” pero llamar para reservar porque se llena hasta los lunes por la noche, comprobado. (Tlf: 915 722 304)

Siempre me ha llamado la atención la cantidad de opciones para elegir en la carta de los restaurantes asiáticos, ¿De cuantas maneras diferentes se puede hacer el pollo?, pues exactamente de las mismas que de preparar la ternera y las gambas. En Naomi no se quedan cortos con la carta, pero no es precisamente igual que el panfleto de comida china a domicilio que te meten en el buzón un día si, un dia no. Pero como en un blog se supone que hay que hacer recomendaciones, lo dejaré en cuatro letras: “TORO” y como yo soy muy de postres pues añado la “Mousse de Maracuyá”.

De precio, pues sin ser barato (no tienen menú a mediodia) no se puede decir que sea excesivamente caro en comparación a otras opciones que escatiman poco en decoración y mas en lo que de verdad importa. Unos 30 euros aproximadamente por persona.

Comparte este artículo en tu muro de Facebook