Último día del año. Es tiempo de hacer balance del año que acaba. Los medios de comunicación nos bombardean con los típicos tópicos de turno. Las noticias del año (a cada cual mas trágica), los personajes del año (preferiblemente los que se han muerto) y demás noticias para el recuerdo.

En Madrid pasa de todo durante el 31 de diciembre y en la noche de fin de año. Pero, sin duda, son las campanadas en la Puerta del Sol, a las 12 de la noche, lo que no se pierde nadie. Lo de “las 12 uvas de la suerte” durante las campanadas es como la primera versión de los correos electrónicos que se envian en cadena. Esos de “…envíalo a 10 amigos o tendrás un año de mala suerte.”, con los consiguientes ejemplos verídicos, “…Eleuterio Diaz no lo envío y le cayo un rayo en una tormenta de verano mientras trabajaba como conductor del metro”. Así que mejor tomarse las uvas, no vaya a ser. Unos comerciantes muy listos tuvieron una buena cosecha a principios del siglo XIX y tuvieron la gran idea. Los de las aceitunas todavía se están tirando de los pelos.

Otro de los grandes eventos en fin de año es la San Silvestre vallecana, una carrera de 10 kilómetros que empieza alrededor del Paseo de la Castellana y termina en Vallecas y en la que cada año se juntan miles de corredores. Es una carrera popular muy festiva, muchos corredores van disfrazados, otros con la camiseta reglamentaria y la llegada a la meta es muy emocionante con una gran muchedumbre animando a ambos lados del recorrido. Actividad muy apropiada para “hacer hambre” antes de la cena. Una alternativa interesante es la San Silvestre ciclista que termina a mediodia en la Puerta del Sol para tomar las uvas con el horario de Sidney. (Segunda y penúltima vez que se toman las uvas en sol en 24 horas, pues el día 30 a las 12 de la noche se celebra el ensayo).

Los que quieran disfrutar al máximo de la noche en un “cotillón” que no se pierdan esta web: http://www.nocheviejamadrid.com que reune muchas de las fiestas que se celebran en fin de año.

En los últimos años se ha puesto de moda lo de celebrar el fin de año asistiendo a un espectáculo, obra de teatro y especialmente a los musicales de Gran Via. Es otra opción.

En cualquier caso, hagas lo que hagas, disfruta y aprovecha para hacer tu lista de propósitos para el próximo año, no os atragantéis con las uvas, ni empecéis a tomarlas con los cuartos y ¡Feliz año nuevo!

Comparte este artículo en tu muro de Facebook