Este espacio de 250 metros cuadrados, situado en el número 20 de esta céntrica calle, sigue un nuevo concepto de tienda lanzado en el año 2010 por la firma, que combina el patrimonio histórico de esta empresa familiar con las colecciones más contemporáneas.

La esencia de la elegancia de Longchamp está presente en toda la boutique, que ha sido vestida con vanguardistas materiales como la madera de haya, vidrios serigrafiados, acero inoxidable, lacados y piel.

La tienda distribuída en diferentes zonas, reserva el espacio más amplio exclusivamente a it bags  como el Balzane o el modelo Gatsby, y también dispone de expositores para accesorios, calzado y las prendas de ready-to-wear. Hay todo un corner dedicado a los bolsos Le Pliage® dispuestos en panales verticales, recreando los colores del arcoíris. En la sala contigua se encuentran las líneas masculinas, de viaje y de business.

En España, la marca ha tenido un crecimiento en ventas significativo de dos dígitos durante el 2011. Conocida por su creatividad, su innovación, su calidad y artesanía, sus bolsos Le Pliage®, y su asociación con famosos artistas y modelos, Longchamp ha experimentado un constante crecimiento desde que se fundó en 1948. Una visita obligada para los amantes de las compras y el buen gusto.

Comparte este artículo en tu muro de Facebook