No lo digo yo, sino el protagonista de este artículo: el músico cubano Paquito D’Rivera.

Este saxofonista y clarinetista de 64 años por fin  ha aceptado tocar en una de las salas de jazz más emblemáticas de nuestra ciudad: El Café Central.

Aprovechando que esta mítica sala cumple 30 años, han preparado un programa de conciertos para este mes de Agosto que incluye  a algunos de los grandes del jazz actual, como Chano Domínguez, pianista español veterano de la Sala y uno de los mayores difusores del jazz flamenco, o Javier Colina, uno de los mejores contrabajistas españoles que ha actuado junto a Bebo Valdés, entre otros.

Entre estos gigantes no podía faltar Paquito D’Rivera, a quien se le ha reservado la semana del 13 al 19 de Agosto. De padre saxofonista, este niño prodigio tocó en el Teatro Nacional de la Habana con sólo 10 años, y con 19 fundó La Orquesta Cubana de Música Moderna junto con Chucho Valdés. Ha ganado 11 premios Grammy y es uno de los máximos exponentes del panorama jazzístico actual.

D’Rivera es uno de esos músicos que logra armonizar la siempre polémica relación entre el jazz y la música clásica. No sólo cultiva ambos géneros, sino que los fusiona, como ya hizo Pepe Rivero en su excelente disco Los boleros de Chopin. No sólo los orígenes de cada uno de estos géneros son completamente diferentes, sino también su propia concepción. Mientras que uno se basa en la improvisación, el otro en la interpretación de la música tal y como ha sido escrita, por lo que la forma de estudiarlos también es opuesta… De modo que, ¿cómo se encajan ambos géneros? Ante este interrogante, el propio Paquito responde:

“Respetando cada estilo. Hay que analizar y entender cada uno de ellos, y de ese modo, no se crean caricaturas. Si se quiere hacer un arreglo de la música de Mozart, hay que conocer cómo era su música durante su tiempo, y cuál era su función.”

De modo que el truco está en conocer los ingredientes antes de hacer la mezcla, igual que un chef, entonces ¡es cuando Bach puede llegar a ser cubano!, y sino mirad: http://www.youtube.com/watch?v=0QfrfNOgdns

Llegado este punto os estaréis preguntando… ¿dónde? ¿cuándo? ¿cuánto?.

Mañana será su última actuación, a las 21h en el Café Central, 25€, y le acompañarán músicos de la talla de Machado, Pepe Rivero, Georvis y “el Negrón”.

Y para acercaros aún más la miel a los labios… no os perdáis su magnífica Suite Panamericana, en el documental Calle 54 dirigido por nuestro cineasta Fernando Trueba, gran propulsor del latin jazz en España, y director también de la película Chico Y Rita:

http://www.youtube.com/watch?v=ySZoh3qY-ps

¡A bailar el danzón!

Comparte este artículo en tu muro de Facebook